Seguidores

viernes, 18 de enero de 2013

No hay más puñaladas disponibles, por favor vuelva en otro momento.



Se acabaron las buenas noticias, ya no quedan mas de esas… algunos dicen que se han extinguido bajo el peso de la cruda realidad y otros que tenga precaución porque hay un niño que va pinchando burbujas con la ayuda de un alfiler. Cualquiera de las dos vertientes van en contra mía para variar y cada vez me quedan menos escondrijos donde encontrarme un poco seguro y llamarlo hogar.

No existe futuro para aquel que no tiene un objetivo definido en la vida, comenta mascullando… tras de esto me clava un cuchillo en la espalda y le intercambia la posición al siguiente sublevado del motín…

Eres buen tío de verdad, pero no te necesitamos por ahora. - dice mientras clava otro justo al lado.

Y así siguen ronda a ronda mientras mi tronco empieza a parecerse un muestrario de cuchillos. Cada uno una casa… todos de un inmejorable filo.

A veces me gustaría darme por vencido y darle al botón de apagar. Pero la vida es tan puta que se encargo de maquillar excelentemente ese sitio y ya es casi imposible de encontrar. Nueva York ha dejado de ser una opción viable a ponerse en la cola. Han deportando a mi jefe del país hasta que se solucione su visado. Sobre el mío, no quiero ni preguntar porque sencillamente lo veo tan poco plausible como ganar la Green Card en su sorteo anual.

Todas las cosas se ponen de punta y yo sigo sin empezar a temblar. Aun mantengo firme esa jodida virtud de no preocuparme por nada del mundo… Me importa una mierda tener los bolsillos vacíos y que mi nombre no aparezca a pie de pagina de ninguna carta de restaurante. Por supuesto me suda la polla aceite de trufa negra ser tan sincero que mis jefes me consideren alguien conflictivo, porque cuando necesitan ganar una guerra bien que cuentan conmigo.

Me sigue sin causar pena la panda de matados que dicen ser humanos cuando ni siquiera ganarían a una ameba puesta hasta las cejas de crack pues tal su parsimonia que la sangre se les congela de su lento procesar. En cambio la mía hierve a diario manteniéndome caliente en camiseta de manga corta en mitad del invierno. Y es que me da igual que todo hijo de vecino se sienta superior a mi porque llevan mas tiempo desempeñando no se que puesto por encima de mi en eso llamado antigüedad.

En cambio si se que a la pregunta de has sido feliz en tu vida. Tengo mil y una historias buenas que contar… y por supuesto no me arrepiento de ninguna de ellas.

Se que no llegaré a ser un escritor decente aunque me muera de sobredosis sobre un charco inmenso de esperma. Ni tampoco importante ni a pesar de que fuera primera pagina de titular con algún morboso enunciado del tipo, le estalla la cabeza igual que un tintero de vidrio salpicando la estancia de ríos de tinta. Porque de alguna forma macabra saldría en otro lugar. Desgraciado muere sin ser capaz de dejar una coherente nota de suicidio.

Así entre tantos avatares que sonrío y me rasco la espalda mientras las heridas se cierran sobre los cuchillos, devorando el acero porque por suerte ya no necesito ni comer lentejas de esas que te comes o las dejas. Cuando me pregunten el secreto… les mirare extrañado y les preguntare ¿Qué? No por nada… solo es que a veces me olvido de por donde iba, no donde estaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...