Seguidores

jueves, 22 de febrero de 2018

La luna creciente.


Parece que sonríe, quien sabe que puede ocurrir mañana. Espero que tenga suerte, las desgracias llega un momento que tienen que terminarse, como las goteras incesantes. Siempre llega un día que el problema se soluciona si se quiere conseguir. Una noche de insomnio me dio la clave de que hasta las bolas de la fortuna, sufren el efecto de la gravedad. Unos vienen y otros se van, en esta incansable ecuación cuyas variables se balancean, como el mar arrulla un barco en su vientre azabache una noche cualquiera.

martes, 20 de febrero de 2018

Dia 1.


Comienza de nuevo lo de dejar de fumar
yo que he nacido en el mismísimo infierno
y respirado todas las cenizas desde la cuna.

Intento otra vez lo de abandonar un vicio
para sobrevivir si puedo una década más
todavía no hay quien ponga fecha de caducidad.

Nadie que haya vivido sin agua conoce la sed
pero los que respiramos fuego, nos cuesta evitarlo
el humo nos relaja mientras trepa hasta el cielo.

Condena eterna de los que se fundieron a la tierra
sin quedar enterrados con vida a un pie bajo el suelo.
Quemarse con otra cosa siempre es la solución.

Ahora retomo el placer del té y sus esencias
litros apagarán el hambre que tenía sin saciar
la alquimia no deja ecuación sin balancear.

Toca otra vez vivir a de noche sin iluminarla
a cada bocanada que inflame hasta el ocaso
ya no hay señales que vean los ángeles del cielo.


miércoles, 14 de febrero de 2018

A medio camino.

Ya viene Claudia con su sonrisa y bellos ojos
aún no te he visto la cara, pero sueño con tus sollozos
eres un tesoro escondido en el vientre de tu madre
ella sabe más de ti de lo que me gustaría envidiarle.

Eres parte de mi esencia, desde el primer día que te sintió
lanzas cabezazos nucleares y patadas como haría incluso yo
nadie puede negar que seas hija de tu padre, porque lo eres
siempre lo has sido, tan libre como recóndita allí vives.

En breve estarás en mis brazos y nunca escaparás
de mis múltiples caricias y noches sin descansar
mi juguete más querido, mi niña a reeducar
la locura tiene antídoto a pesar de madurar más.

Sigo viéndote crecer en el interior de la barriga
siento como te mueves como la cría de una anguila
mil versos y cien cuentos espero susurrarte en la cuna
la poesía son tus pies inquietos hasta alcanzar la luna.

No hay palabras que te contengan, ni sueño inalcanzable
morderé tus pesadillas, arrasaré con lo que te ataque
la primera persona en darme la mano y no soltarla
a día de hoy nadie lo ha logrado, eres de tu padre hija.

El más dulce regalo, escogido del polvo de estrellas
a esta casa has llegado, a una donde se ve el cielo
que las estaciones van regando, en la sexta planta vivo
a un salto del cielo ando, entre nubes tu reposas .

Nacerás quizás en siete, el nueve no es necesario
te mueres por salir a jugar con los demás gatos
entre historias alocadas bañadas de plata y oro
pues no hay riqueza que valga la virtud de tus versos.

domingo, 11 de febrero de 2018

Con nombre de guerra.

Suena la música otra vez donde el silencio se había instalado. Se van los amigos como hojas en un otoño que se salta las estaciones. No importa demasiado cuando los verdarderos son perennes hasta en invierno.

El tiempo pasa en un goteo incesante que va llenando el balde hasta hacerlo revosar. Ya no existen las presas ni las cadenas, la lealtad es un articulo en desuso tal y como la palabra potosí. El mundo es extraño cuando eres capaz de ver a ambos lados de la realidad.

El dinero es una montaña efímera que se lleva el viento, si no tienes los pies anclados en algún sitio con tierra bien abonada. La deuda de la muerte sigue siendo un talón en blanco los lunes de madrugada. Sin latidos en el corazón que te hagan arrepentirte de algo, no hay vida, pero tampoco hipocresía.

Ahora que tengo los bolsillos vacíos como hace 13 años, puedo volver a ser el gato que llego a la manzana con sus sueños en dos maletas que se han convertido en cuatro y muchas cajas. Mientras que silben las balas en el cielo, no habrá paz. Si algo he aprendido en el transcurso de un camino casi etéreo es que si me presionas el cuello muerdo y que si me miras con ojos de fuego, no te asombres de que la guerra restalle en el interior del pecho.

Mis gritos siguen siendo un ciervo bramando por su libertad. Sino quieres que embista, respeta el peso de mis zapatos, no el significado de ninguna jerarquía que no tenga báculo ni corona. Siempre estaré al otro lado del teléfono. Pero únicamente me comunicaré con aquellos que nunca me han dejado ni por imposible, ni de lado.

Todo el mundo tiene algo por lo que luchar desesperádamente, por eso elegí ser mercenario. Un ronin sin señor feudal por el que sacrificarse, por que la sangre que corre por mis venas es negra como la tinta y tan venenosa, que si me abres la boca, te asfixies con la ponzoña. Desde este lado de la trinchera, cuidado con el ácido que se escurre por mi sien. Yo perdono pero no olvido, es la única biblia que besé desde que salí de una cuna. Para eso soy como siempre he sido. Algunas cosas nunca cambian.

lunes, 22 de enero de 2018

Verdad irónica.

Cuando menos tengo que comunicar, más feliz me encuentro.

Suena raro, pero es verdad... igual que cuando hacías una resta y no te quedaban decimales. A lo de los príncipes Daneses de todo o nada.

En esos momentos que hay casi silencio y ni siquiera hay trinar de pájaros. Se puede uno hasta a llegar a relajar.

martes, 16 de enero de 2018

Jugo de estrellas.

Traga por sus ojos cada historia que vislumbra
la asimila como si fueran un aprendizaje real
la vive, la siente y la goza para después guardarla,
es una biblioteca con patas de cuentos y hazañas.

La gente ya solo busca marujear sobre famosos
han dejado de soñar para ensoñar con esas vidas
vulgares y baldías, sin un gramo de valor alguno
pura basura radiante en los televisores y revistas.

La palabra noticia murió sepultada por las cadenas
cada una la mata a su estilo dependiendo de sus colores
ya nadie responde objetivamente, es algo del pasado
se olvida todo hasta la sobremesa del día siguiente.

Cuando un idiota gana mucho mas que un ingeniero 
una exmujer con menos cerebro que cuerpo sin operar
o una niñata hija adoptiva de la lacra de un país con aires de diva
no queda más camino que la involución para la raza.

Matan al mundo con producciones sin cabeza
porque el dinero vale más que el futuro incierto.
Los políticos roban a manos llenas sin pasar por la cárcel
repleta de pobres sin estudios. Irónica la vida entonces.

Algún día lejano todo cambiará, sin duda lo hará
y no es que vaya a mejorar... ya es quizás demasiado tarde
pero cuando acaben sus vidas y bajen de viaje al infierno
allí estará esperándoles feliz el demonio de la sonrisa.

viernes, 12 de enero de 2018

Semillas durmientes.

Descansa, deja de luchar contra todo y todos... tomate un instante y respira, olvídate de lo que no entra en una habitación, de lo intangible. Apártalo de aquí y ahora, sino te puede morder no lo necesitas en este momento. Desconéctate del mundo, pasa al modo avión... no es necesario que ni saques el móvil para hacerlo, hazlo a la vieja usanza de escaparte de ti un segundo.

Deja escapar las cicatrices y los dolores, abonándoles ahí donde la tierra da de nuevo vida tras cada muerte natural. Que arraiguen y desaparezcan ellas solas, que quede en ti sólo la señal no el contenido.

Las historias siempre quedan impregnando hasta las hojas verdes en espera a que las roces y penetren como el rocío frescode la mañana. No importan los mosquitos, ni tampoco que se escuche el silencio de vez en cuando salpicado por sonidos animales. Que no te asusten las sorpresas ni desfallezcas por el camino. Que la soledad sólo sea una guia en voz en off de tus pensamientos propios.

Escuchar la voz de uno siempre termina cansando, por eso inventaron los navegadores del coche y las radios. Sonríe y libera un par de años de tensiones, prisas y nervios, de vivir con la hora pegada al culo estrujando los días como si fueran bayetas usadas. Permite volver a los sueños aunque te pases la noche matando demonios.

Los sueños son pesadillas en la mente de un insomne que regresa a la prisión si modo de revocar su condena. No abras las puertas que debas de dejar cerradas y vuelve a construir los cimientos desde cero ahora que amplias la casa. Las obras a la mitad son espacios sin sentido, si vas a cultivar algo único, no lo hagas con pedazos de minas y malos recuerdos. Conserva enterrado el baúl de los castigos y vuelve a desempolvar el libro de los cuentos. En esos en que el bien triunfaba sobre la oscuridad y el oro rezumaba por las mesas para poder comer perdices eternamente sin tener que cocinarlas.

No es extraño que un huevo frito con puntillas para una estrella es ser feliz y otras ni el mejor manjar puede calmar el ansia de tu hambre o el agua saciar la sed. Las monedas siguen cayendo de pie en este mundo paralelo. Busca círculos en vez de cruces decía el demonio de la sonrisa al acostarse. Las ovejas nunca aparecían siquiera por el redil. Cuando todo va mal, aun puede ir peor. Ante eso sólo puedes reírte cuando vives en una cocina. Pues sin que nadie te apuñale puedes acabar echo trizas una noche cualquiera.

Olvida el ruido de metal, la ausencia de estrellas, perdona el abandono de los que se van sabiendo que si estaban en tu novela, volverán tarde o temprano a dar señales de vida, o puede que sólo hagan una visita fugaz como los cometas y los fantasmas.

A veces para vivir únicamente hay que salir de la tumba y otras tienes que poner el triple de énfasis que el resto de humanos mortales para completar una sola vida. Todo cuesta mucho más cuando se ven varias versiones a la vez. Es como jugar a encontrar la verdadera y no la lógica o la más plausible. Descarta siempre las descabelladas, dejándolas de comodín de alguna idea extraordinaria de las que suceden en proporción una por millón. Sucede que en ocasiones tienen más valía que las ordinarias y comunes.

Las fuentes de los monumentos están llenas de monedas, de candados los puentes y los ríos, a los que carecen de ideas, es sencillo seguir los pasos de la manada... estaban ahí cuando llegaron y seguirán al marcharse. El clavo que más sobresale es el que más golpes recibe y nunca llueve eternamente, de eso saben el oxido y los embalses. Se dicen tantas cosas de memoria que la mayoría ha perdido el sentido o ya no valen como en el pasado. Los tiempos están cambiando ya lo decía Dylan.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...