Seguidores

lunes, 14 de enero de 2013

Buenas noticias.



Por fin esta en camino…

Después de una espera interminable como mi anterior condena, aguardo sin obligación alguna sobre mis hombros ni cadena en mis tobillos la llegada de mi otra mitad del espejo. En breve iniciará el salto para que yo pueda encontrarme con él en este lado del planeta.

Tres meses han pasado en un abrir y cerrar de ojos, pero sigo estando en este país que le sobra ya hasta la ñ. Ya no es lo que era antaño y cada día va a peor. Es como la maqueta de un mundo apuntalado con palillos, cuando el primero de ellos quiebre, todo se vendrá abajo. Lo único que queda a mano es sobrevivir hasta que pueda irme a la siguiente pantalla.

En mi burbuja reina la calma y la paz, el ruido se queda fuera de la membrana y dentro sólo habita el silencio del que reúne fuerzas antes del siguiente combate. Hoy el ánimo esta desbordado porque en unas horas desembarcará mi otro hermano, ese que aún sin tener la misma sangre, comparte casi todas características. Y aunque es aciago una parte de su propio viaje personal, para mi se abre la puerta a una oportunidad que no puedo ni debo dejar escapar.

Preparo una a una las balas de mi fusil y afilo la bayoneta. Doy lustre a mis botas para después continuar adecentando mi uniforme. Regresa el general y ha convocado a sus mejores tropas. Durante los próximos días se decidirá quien vale y quien no para la guerra que se avecina. Y yo, pienso estar preparado para servir no a una bandera, sino a un hombre con una convicción. Cuando de la orden, apretaré el gatillo y sólo rezo porque nadie indebido se ponga delante. La batalla esta a punto de comenzar y en el ocaso del horizonte brillan las estrellas parpadeantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...