Seguidores

jueves, 7 de abril de 2011

Mi pantera de Rilke… Echa a pedazos por un alemán fusilado.


En el Jardín des Plantes de Paris.

Sus ojos de tanto mirar entre las rejas

están tan cansados

que ya no pueden ver otra cosa

para ellos

es como si hubiera mil rejas

y detrás de estas mil rejas

ya no existiera el mundo.


Camina majestuosa

Describiendo pequeños círculos

una y otra vez

donde sus vigorosos pasos

son como una danza ritual

alrededor de un centro

donde una voluntad gigantesca

yace impotente paralizada.


De vez el cuando

el telón de su mirada

se levanta en silencio

y penetra una forma

que se desliza

por la tensa calma

de sus miembros

llega al corazón

y muere

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...