Seguidores

sábado, 29 de junio de 2013

Se va escondiendo la luna.



Sólo queda una semana, ni mucho ni poco… justo lo necesario para aguantar del tirón. Dicen que las ganas se van perdiendo con el tiempo, pero por si las moscas las he guardado en formol para que lleguen intactas al viernes. No prometo pasármelo bien, en cambio pienso pasármelo de puta madre, porque hace demasiados años, que no nos juntábamos tan buen plantel para un evento de tales circunstancias.

No se si seremos unos extranjeros al lugar que vamos, pero al menos seremos un buen puñado de manchegos buscando un fin de semana pleno. Supongo que esponjados en alcohol, ninguna herida que no sea lo suficientemente profunda vaya a doler porque en buena compañía sobran hasta los enemigos.

El reloj cuenta su particular funeral porque cuando llegue el día escogido puede que se arrepienta de volver a juntar a esta manada de mamados que formamos los elegidos, pues no seremos ni los más guapos ni tampoco los más famosos, pero al menos tenemos al menos tres o cuatro vínculos que nos convierten en una autentica piara escogida no para dar pate ni jamones, sino ser un equipo donde ninguna pieza es innecesaria para lograr conseguir cualquier objetivo que se proponga.

Una única semana y tardaremos varias en volver a recoger todos los fragmentos que dejaremos desperdigados por media España. Se huele ya en el ambiente el humo y se escuchan los tintineos de los hielos en las copas amenizando noches de alcohol y alegría sabiéndose que la familia prepara el concierto como cualquiera del grupo. Entrenando para que el cuerpo este en condiciones para que brillen de nuevo las estrellas en el firmamento, algunas fugaces, otras errantes, sin olvidarse de las viejas ni las jóvenes enanas dignas del infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...