Seguidores

sábado, 30 de marzo de 2013

Sistema Simpático.



En días como hoy me siento más complejo, y a la vez más relajado. Sueno como una onda doppler que va y viene constante como cuando el mar se folla a la costa. No hay prisas ni agobios y siendo fiesta… Madrid anda aún vacía por muchos de sus rincones.

Cuando aúlla un capicúa, ya no siento miedo... Para mi se han convertido en una espiral sin sentido que engulle por un lado para escupir por el contrario. Pero aquí arriba, la maldita ruleta sigue rondando mientras la perfección de la bola busca donde posarse.

Mi suerte es una espada de Damocles sostenida sobre mi cabeza… arraso con todos los premios pequeños y vulgares, pero los grandes y abultados siempre se quedan fuera del alcance de las yemas de mis dedos. Mientras sigo acumulando miserias… las mejores tienen más de cien colores. Aguanto las puñaladas y sigo sonriendo.

Dentro de mi cuerpo los órganos vitales hartos de estarse quietos se pasan la vida bailando sin parar. Se mueven cambiando de sitio invariablemente al igual que hacen las contraseñas de las grandes cuentas de los bancos. La mayoría de las veces tengo que pedir permiso a mi cabeza para recibir el visto bueno. Casi todas las demás suele estar fuera de servicio.

Me gustan las fechas como estas, porque de alguna forma logro encontrarme por aproximación… Me meto entre corchetes e intento integrarme para localizar mi origen y cambiar las variables para que al derivarme… llegue a otra parte. Muchas veces termino siendo un sistema tachado y sin uso.

Sucede en ocasiones, que alguien arranca esa hoja, hace borrón y cuenta nueva... y todo empieza de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...