Seguidores

lunes, 24 de septiembre de 2012

La fugacidad de las estrellas.



Hay noches mágicas en la que la música no para de bailar dentro de los oídos. Las notas te acompañan y el ritmo se apodera de un cuerpo que antes te pertenecía. El mundo se repliega y a pesar de tener los ojos cerrados afuera todo se dibuja nítidamente con sus propios colores. Los pies flotan entre el cielo y la tierra mientras un ejército de hormigas camina por las plantas.

La luna se esconde y las estrellas brillan con mucha más intensidad colgadas del cielo, el aire frío pierde su filo al contacto con la piel y la sonrisa se vuelve una flor que se abre para a continuación seguirla cientos de ellas, como el mosaico de las hojas de un árbol al viento. La noche acoge a todos los gatos que no lograron dormirse igual que un mullido cojín que amortigua la realidad hasta hacerla suave como el terciopelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...