Seguidores

martes, 8 de mayo de 2012

En busca de la felicidad.

Oscila en una onda de amplitud exagerada cayendo sin cesar con frecuencia entre ser una estrella y un estrellado. Su termino medio no tiene valor y es el cero quien contesta a la pregunta de ¿quieres ser normal? O prefieres dejar de sentirte alterado en una montaña rusa que juega con tus pulsaciones como quien usa adrenalina en inyecciones. Su corazón de cerámica ya quebrada por el uso sigue manteniendo las cualidades en su sin fin de viajes entre el cielo y el infierno. Aun así… cada latido suena a masticar de escombros y sigue doliéndole a rabiar cuando pasa al lado de su mortal enemigo… Ella.

Pero a pesar de todo ella, es una condición no controlable, un autentico paradigma del misterio que modifica las variables del sistema y cuya alteración es tan difícil de calcular como el lugar de caída de un rayo en condiciones normales. En fin ese agujero negro tiene nombre, cuerpo y aroma… digamos que es su perdición elevada a la undécima potencia y que si el caos se pudiera medir en magnitudes físicas llevarían sus coordenadas enfundadas al milímetro. Porque su sola presencia en el experimento auspicia toneladas de problemas desde el infarto por un amor desmesurado hasta el odio más acérrimo.

Lo raro es que… es el resultado más constante en todos los años del proyecto… el único inalterable y que tiende a infinito. Si fuese plato, diría Pum! Sin pestañear y si fuese cerradura seguro que giraba la llave, pero existe una barrera magnética tan obstinada como resistente… son monopolos distintos recubiertos de una densa capa bipolar del mismo signo. A cierta distancia se repelen tanto que el equilibrio llega a ser imposible, pero si llegan a juntase demasiado sería como la fusión fría y eso da miedo, pero a la vez al menos a una parte de esa ecuación le significaría la felicidad absoluta, y es esa incógnita a la que todos le han puesto palabras pero nadie cifra la verdadera búsqueda del experimento.

Nunca tuvo una vida demasiado sencilla, los placeres con goteo y las satisfacciones tan humildes como dar guerra un día más… si contásemos sólo con eso no debería de catalogarse como la gran vida. Pero lo extraño de todo es que si que tiene una buena si abordamos el conjunto desde la energía… otros en su posición hubieran echo como los lemmings en los acantilados, pero su extraña fortuna le hace salvar los altibajos continuamente como si tuviera patas de cabra en vez de piernas. No hay escollo que pueda importunarle hasta que ella aparece y se convierte en borrico. Si las paradojas tuvieran imagen, pondrían una fotografía de ellos a distintas distancias. La evolución de su sistema sigue siendo helicoidal, tarde o temprano tendrán que volver a coincidir en un mismo punto del plano. El destino depositado en una moneda que gira como el sol esperando a que x e y lleguen a cero desde diferentes sentidos y así ver el reflejo de sus sonrisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...