Seguidores

sábado, 20 de diciembre de 2014

Coolrunning.



Y sigue en mí tu recuerdo latente, como una canción de infancia que no olvidas jamás, pero lo más duro de tu ausencia, no es ella en si misma… sino lo que viene detrás.

Cuesta ir a un sitio donde sabes que te encontrarás recuerdos porque toda historia se comparte de alguna manera. Pero también se agregan otros nuevos con caras que te recuerdan a esa persona.

No les conozco demasiado porque ando perdido en un infierno si mucho descanso, pero cada uno de los que no conociste lleva algo de ti, del abuelo y de la abuela, lo divertido es buscar las evidencias. Sin saberlo, tienen talentos ocultos que encontraran con la edad.

La paciencia es algo que se cría durante años para aún así perderla conlleva facilidad hasta bien entrada una edad… si algo aprendí contigo fue a encauzar, canalizar toda esa energía que sobraba y utilizarla para un mejor fin. Arreglabas personas como con casi todo lo que tocabas.

Eras un técnico y lo sigues siendo, uno de esos que abren las cosas, ven lo que fallan y después lo vuelven a montar. Tu curiosidad era pareja a tu paciencia, y criabas a ambas por igual… y sin duda tu energía tampoco se agotaba, pero tú supiste darle mejor uso incluso a riesgo de perder tiempo ocioso y personal.

Te gustaba juntar a la familia… lo era todo para ti y también para nosotros. Es difícil de llenar los huecos desde entonces hasta ahora. Hay mucho espacio que rellenar a pesar de las nuevas incorporaciones. Algunas ausencias pesan más que otras, siempre que llego a tu día sonrío aunque me apene, porque al menos recuerdo algún que otro día del calendario y recuerdo las historias y los cuentos de los días de verano y también de invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...