Seguidores

lunes, 14 de julio de 2014

En espera.



Cada día que muere renace otra oportunidad,

Y así continúa sin que muchos puedan hacer algo por cambiarlo. Los sueños a veces se cumplen y otras no, es su naturaleza… al igual que hay quien duerme y quien lo intenta.

Otros días miras el calendario y sonríes por que alguien ha estado jugando con los números hasta encontrar la combinación adecuada. La suerte se destila a grandes temperaturas y según dice el hombre del tiempo el miércoles hará la suficiente como para ganar millones, pero como también suele equivocarse tampoco me lo tomare al pie de la letra por precaución.

Mi padre de seguro ganará un año más que tampoco es tan malo si lo cuentas como si fueras del equipo local. Yo si logro llegar a salvo desde la barbacoa de Benjamín estaría encantado.

Últimamente las cosas cambian demasiado deprisa, es como si alguien estuviera calentando las cosas por debajo con un soplete para acelerar los procesos. Todas las mañanas compruebo el estado de las suelas de mis zapatillas para no andar desprevenido porque ahora me tomo todo un poco más tranquilo, no por nada en especial sino por mimetismo a mi situación de parado.

Aunque por el día estoy que no paro quieto… a veces hay que frenar para ver las cosas con más perspectiva antes de volver a acelerar. Pruebo recetas nuevas y ajusto las viejas. Luego disfruto del día porque octubre esta a la vuelta de la esquina y de seguro no tendré tanta suerte de estar sin trabajo mucho más tiempo. En verano salvo los buenos demonios pocos aguantan mucho en una cocina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...