Seguidores

viernes, 4 de octubre de 2013

El gato de la montaña rusa.

El gato de la montaña rusa quiere parar
porque esta cansado de subir y bajar
como una marea eterna de almíbar
que unos días esta dulce como el ámbar
y otras te deja sin poder siquiera respirar.

Ese condenado gato ha gastado ya nueve
de sus siete vidas y aunque cada vez muere
vuelve a resucitar con mucha más hambre
y mucha menos vida dentro de su sangre,
prosigue porque echar raíces no quiere.

Maúlla, araña y muerde para que nadie
se acerque teniéndole piedad y se lo quede
porque no esta echa su vida para pesebre
donde transcurra cada día con su noche
y de esta manera no tener un reproche.

Continua inmortal como el rey del relieve
pues conoce cada curva y cada peaje
del camino entre el cielo y el infierno.
Guarda la plata para el temido barquero
y la miel para los Ángeles de terciopelo.

Salta desde lo más alto y se precipita
contra el suelo con tremenda violencia
dispersando sus sesos de su cabeza
entrañas y vísceras dibujan la estampa
despierta, ríe y llora la siguiente mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...