Seguidores

martes, 5 de abril de 2016

Zafarrancho.

Acumula toda la energía antes de empezar, después quizás sea tarde para dar la vuelta e intentarlo de nuevo. Concéntrate como una bomba antes de estallar, vuélvete un pulsar contenido en una bombilla. Rememoriza cada paso para evitar duplicar acciones, visualízalo y hazlo cien veces antes de dar el primer paso.

La magia no es tal como se cree, sino la elaboración perfecta de un suceso para que todo lo superfluo sea imperceptible a simple vista. Sé un condensador sobrecalentándose mientras espera a su momento de gloria. Ejecuta cada movimiento como si no hubiera posibilidad a error. Hazlo de una sola vez continuando su armonía. Que nada más importe,  sigue el rastro hasta la secuencia que roza la excelencia.

Cuando el tiempo que quede sea menor que el límite de irresponsabilidad posible, acciónate como un resorte liberado y termina todo lo que estuviera pendiente, sin importar la dificultad, el esfuerzo o el resto de sentimientos que enmarañados empañen la visión hacia el objetivo. Céntrate y a pesar de ser un remolino de distracciones culmina aquello que tengas presente sin preocuparte del futuro ni las cargas del pasado.

Sé tú, en segunda persona del singular y ayúdate a ti mismo a encarrilar todo ese caos que va surgiendo como en las aventuras de acción, soluciona lo importante y esquiva lo demás, incluso un puente puede sostenerse con palillos para que pase algo al menos una vez.


Corre como si no hubiera mañana, y no olvides en mirar hacia a los lados, la mayoría de choques son fáciles de evitar si tienes la improvisación suficiente como para no ofuscarse en un solo punto, la visión periférica sirve también para rodear un problema a posteriori. Acelera y continua sin poner freno ni anclas pesadas. Termina con presteza todas las obligaciones, deberes y quehaceres… cuando estés a punto de llegar suelta el pedal y disfruta de la llegada, paladea ese momento y regocíjate en la satisfacción del trabajo bien hecho. Hazlo con la calma de quien abre con cuidado un regalo, exultante y animado para que nadie pueda observar en tu rostro preocupación alguna producida por todas las anteriores prisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...