Seguidores

jueves, 29 de enero de 2015

Lagrimas negras

Después de una vida saltando entre fogones,
acabé para variar a dos pasos de tu puerta
mil millas de hielo todavía nos separan
pero hace años que alce el vuelo
separándome de tu aura.

Tras de caer cien veces
y levantarme ciento una
sigo recolectando cuentos
a cada madrugada,
destilando la luz artificial
a través de las oscuras noches.

La felicidad va y viene
como un boomerang que en ocasiones
tarda una eternidad en regresar
pero como hasta el lobo hace
vuelve a casa por navidad
y entonces…

Todo vuelve a iniciarse
al igual que una cuenta atrás absurda
propiciada por un suicida de palo
cargado de palabras
pero sin pizca de juicio
ni tampoco miedo.

Sigue tu ventana arrojando luz
como una estrella fugaz
a la que cargas de deseos
antes de precipitarse en el suelo
y desaparecer sin dejar rastro
ni asegurarte nada.

Por fin llegue al final
trasegando un desnivelado camino
como quien fuma un cáncer mientras tanto.
Sin anclas ni cadenas decidí pasar
a ver que se cocía
en un arco iris de plantas

Hasta encontrar la olla de oro
que hay detrás de cada oportunidad.
Cuando te invitan
y te piden que te quedes
hasta que ambos quieran
o el viento gire a otra parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...