Seguidores

jueves, 28 de agosto de 2014

Lugares prohibidos.

Bailando hasta el amanecer espero a que la noche se muera
de sus cenizas nazca el día para dormir tendido en telarañas
junto al fresco que sopla el viento y las sombras de la mañana
y seguir viviendo sin vivir con una cadena atada a las vértebras.

Siguen habiendo un sinfín de lugares a los que no volver nunca,
allí donde habita el silencio y las horas son como puré de patata
tampoco irás de donde te echaron, no por orgullo sino por delicadeza
no guardes venganza enfriándola por décadas pero no olvides nada.
Porque aunque el pasado no vuelve jamás el futuro solo guarda
sorpresas a los que no estuvieron atentos al partido ni a la historia.

Huye siempre que puedas sin miedo ni temor si puedes causar daño
guardando el dolor el formol y conservándolo por si hiciera falta luego
pues no hay cosa más siniestro que lo que uno se produce a si mismo.

Ríe, canta y silba… no pares aunque otros te lo digan, tampoco me hagas caso
y ve donde tu quieras pues el camino del destino es el que se anda y no el soñado.

Y mientras duermes descansa para cuando no puedas y necesites un alivio

O dos… o los que sean necesarios para que aunque sin cumplir un objetivo
valga la pena haber salido al mundo, para comérselo, follárselo o observarlo
porque por muchas veces que fusilen al sol, siempre amanecerá tarde o temprano
y es la libertad que nos queda haciendo pelotillas en los bolsillos la que seguro
usamos para dar al termino de libre albedrío lustre al nombre y más o menos brillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...